FAMILIAS Y ESCUELAS


 

Esta excelente guía aborda lo que los padres pueden hacer para ayudar a sus hijos a tener éxito en la escuela. De tal modo que en ella se precisan ciertas pautas que el padre de familia puede seguir desde una línea temática del currículo en el hogar. Donde se incluyen las relaciones familiares, las prácticas y los patrones de vida familiar, es un predictor del aprendizaje académico más confiable que el estatus familiar. Las escuelas pueden trabajar con las familias para mejorar el currículo del hogar, sea cual sea la situación económica familiar. Este es, por tanto, un mensaje esperanzador.
Aunque la influencia del hogar sobre el aprendizaje académico es significativa, la calidad y cantidad de la instrucción y las propias habilidades cognitivas de los niños tienen igual o mayor importancia. Por ello, es arriesgado poner demasiado énfasis (o culpabilidad) en la contribución de la familia en la ecuación del aprendizaje, si se olvidan las limitaciones o puntos débiles de la escuela. Por la misma razón, ignorar la ganancia que se puede obtener del aprendizaje al ayudar a las familias a mejorar los aspectos alterables del currículo del hogar limita la eficacia potencial de los centros escolares.


De este modo, me he dado a la tarea de hacer una serie de infografías en donde se sintetiza la lectura, de tal modo, que cuentes con la información más relevante de esta obra. Para ello te invito a interactuar con la presentación en línea y si deseas tenerla en archivo offline, solamente debes hacer clic en el siguiente enlace:

Entradas que pueden interesarte:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por opinar, tú opínión es muy valiosa.
Espero tu visita en un futuro, ahhh y no olvides compartir.
Recuerda que comentar es agradecer.
Te sugiero anotes tu nombre para que exista una mayor interacción, ya que aquellos comentarios como ANÓNIMOS y aquellos que contengan palabras Obscenas no serán publicados.
ATTE. TU AMIGO GERCHO1000